• Llámanos: +56 51 221 3344
  • info@clsb.cl

Historia

El Colegio inicia sus actividades en marzo del año 1988 en la calle Huanhuali 447 de La Serena, producto de los esfuerzos de los agentes de la Comunidad del Colegio Francisco de Aguirre, para que sus hijos y pupilos pudiesen continuar con un estilo abierto de educación, que permitiera al joven una más fácil adaptación a las necesidades del mundo adulto que le correspondería vivir.

Desde sus orígenes el Colegio Libertador Simón Bolívar fue concebido como un colegio de Enseñanza – Media Humanista Científico, lo que implica en lo fundamental, que sus egresados naturalmente continuarán en el Sistema de Educación Superior, el cual les permitiría el logro de sus aspiraciones y la satisfacción plena de sus necesidades de adulto.

La identidad del CLSB, con su filosofía, se fue produciendo y adaptando en forma progresiva, en la medida que el desarrollo de los Planes y Programas de estudios del M1NEDUC, fueran siendo aplicados  los diferentes cursos. La idea esencial del colegio se mantiene desde su origen y está fundada en el compromiso del colegio con el SER HUMANO, en una perspectiva de ayuda y aproximación a un desarrollo pleno Es por tal razón que la tarea se enfoca en obtener la mejor apreciación cualitativa de los rasgos de personalidad y de potencial de producción del estudiante, y en la participación de dicho conocimiento con su hogar, para generar en conjunto, el mejor nivel de estímulo e interés el estudiante por su futuro.

Dada a definición que el Estado hace de la modalidad Humanista Científica de la Enseñanza Media, el compromiso del CLSB con el Proyecto de Vida del Alumno y el manejo autónomo de dichos niveles de interés expresado, permiten cimentar los tres grandes logros esperados de la formación, como son:

  • La autonomía del estudiante para la toma de decisiones vinculadas con su hacer escolar, la que permitiría el renovado compromiso cotidiano de éste, con su labor diaria y sus efectos futuros.
  • La existencia de un clima de respeto que permita la relación efectiva entre las personas, proceso dialógica que nutre al estudiante con los elementos de referencia necesarios para sus decisiones más efectivas.
  • El cumplimiento responsable de los compromisos de estudio, base fundamenta! para la racionalización de un proceso de disciplina interna que permita el desarrollo de las potencialidades individuales a desarrollar en lo cotidiano y en su futuro.

Estos principios, que rigen la vida escolar en el CLSB, se han validado en la medida del tiempo transcurrido, en el compromiso que los estudiantes, sus apoderados y los profesores han realizado para su concreción Es así que en la actualidad el Colegio ha organizado sus logros en cuatro etapas definidas de organización, a saber:

  • El primer Ciclo de formación, corresponde a los estudiantes que se incorporan al sistema CLSB. En el nivel de 5° y 6° Básico (NB 3 y NB 4) estos estudiantes amplían su espectro de relación con diferentes profesores  y profesoras; por consiguiente, deben procurar adaptarse a distintas estrategias de aprendizaje y deben compatibilizar variadas exigencias. Por sus edades las estrategias de aprendizaje tienen énfasis en lo lúdico – concreto muy asociados al aprendizaje por descubrimiento, a las salidas a terreno y a todas las manifestaciones de un aprendizaje activo.
  • El Segundo ciclo de Formación, corresponde a los estudiantes de los cursos de Séptimo y Octavo Año de Enseñanza Básica, en donde su accionar formativo está centrado en el conocimiento, manejo, dominio y adopción personal de los métodos y técnicas de estudio y trabajo. Su nivel de logro determina que el estudiante promovido a la Enseñanza Media, es el que posee los mecanismos efectivos suficientes para la resolución de sus diferentes enigmas escolares.
  • El tercer Ciclo de Formación corresponde a los primeros cursos de la Enseñanza Media y su accionar formativo está en la estimulación para la búsqueda interior del estudiante sobre sus motivaciones e intereses de vida. Su nivel de logro determina que el estudiante, al finalizar Segundo Medio, pueda disponer de su Proyecto de Vida Personal y a partir de éste, adoptar las decisiones correspondientes a los planos de definición de las Áreas de desarrollo y vocacional; a través de la definición de los cursos electivos para su aproximación y concreción.
  • El Cuarto Ciclo de Formación corresponde a los Cursos finales de la Enseñanza Media y su accionar formativo está centrado en el equilibrio, que el estudiante debe adoptar, para el logro de los conocimientos específicos de su interés y de la formación general, de modo que se pueda alcanzar el objetivo de ser una persona íntegra inmersa en un mundo social dinámico.

Los indicadores de efectividad de dicha propuesta filosófica institucional cobran vida en la tasa de continuación de estudios de nuestros egresados, la permanente relación que se mantiene con los egresados como monitores del Segundo Ciclo de formación a través de sus testimonios, y la tasa de egresados que han finalizado, o están en vías de hacerlo, carreras profesionales acorde a los Proyectos de Vida por ellos decididos en su Enseñanza Media.