SELECCIONE UN COLEGIO
  • Llámanos: +56 51 221 3344
  • info@clsb.cl

Historia

Un profesor con tiza en mano escribía: lunes 3 de marzo de 1988, en un extremo de un polvoriento pizarrón, sin pensar en la trascendencia que significaría este sencillo hecho.

Treinta años ya han transcurrido desde que el Colegio Libertador Simón Bolívar de La Serena comenzó su labor de carácter educativo en nuestra colonial ciudad.

En sus inicios, el Colegio Libertador Simón Bolívar surge como una necesidad de continuación de estudios en Enseñanza Media con un grupo de estudiantes provenientes del Colegio Francisco de Aguirre quienes, manteniendo el sello incentivado por sus primeros “tíos”, dan origen a la primera generación de estudiantes. Comienza, de esta manera, a desarrollarse un proyecto educativo bajo la mirada y liderazgo de dos renombrados profesores de la Universidad de La Serena, señor Juan Antonio Torres Gallardo, quien ejerció por trece años como Director y, el señor Jaime Mazzei Molina, quien es el Representante Legal de la Corporación Educacional Francisco de Aguirre.

En la actualidad dirige los destinos de esta institución educacional el señor Juan Carlos Castillo Trigo, quien hasta la fecha dirige a un grupo de 18 docentes de Educación Básica y Enseñanza Media con una población cercana a los doscientos cincuenta estudiantes.

Sin duda, cambios en el entorno también han surgido y, muy pocos saben que antes de habilitarse como colegio, funcionaba en estas dependencias un lujoso gimnasio, con una novedosa cancha de “Squash” y una cantidad monumental de elementos estructurales que fueron poco a poco desapareciendo para dar cabida a las salas de clases y espacios propios de un establecimiento, los que sin lugar a dudas, se vieron reforzados con la compra de la casa del fondo, pasando a ser vecinos además de los habitantes del Pasaje Banco Estado.

El paso de los años ha dejado evidentes huellas por las que se sigue transitando. A través de ellas se continúan escribiendo dinámicas historias, llenas de recuerdos; profesores entrañables, como también generaciones de estudiantes que hasta el día de hoy, atesoran con cariño los años escolares vividos entre estas paredes.

Con el pasar de las épocas nos hemos reencontrado con exestudiantes que se han convertido en personas felices, profesionales destacados, ejerciendo en todas las áreas de la sociedad, existiendo algunos que, además de lograr sus pretensiones personales han querido que sus hijos vivan la misma experiencia de ser estudiantes bolivarianos.

Cada uno de nuestros estudiantes fueron, son y serán el aporte necesario para dar el sello que prevalece en la comunidad educativa a la que pertenecemos, lo que nos permite valorar lo que se posee y darnos cuenta de lo que hemos logrado con esfuerzo y dedicación, manteniendo los grandes desafíos de seguir proyectando niveles nuevos de progreso, fortaleciendo nuestras cualidades, ajustando las acciones a pasajes posibles con el fin de enfrentar con éxito y alegría las próximas tareas y retos, esperados por todos los que conformamos este Colegio Libertador Simón Bolívar de La Serena, caminando con una mirada optimista hacia el futuro.